Warning: filemtime(): stat failed for https://www.audioclasica.com/wp-content/themes/report/css/main.scss.php in /home/audiocla/public_html/wp-content/themes/report/functions/wp-sass/wp-sass.php on line 127

Audioclasica

BERLIN PIANO QUARTET

Cuartetos para piano de Wolfgang Amadé Mozart, Robert Schumann y Gustav Mahler. CHRISTOPHE HORÁK, violín. MICHA AFKHAM, viola. BRUNO DELEPELAIRE, violonchelo. KIM BARBIER, piano.  Sonido: ****/Valoración: **** Sony Music 2017 Hay quien dice que la Berliner Philharmoniker es la mejor orquesta del mundo. Si no lo es no hay duda de que está entre las dos o tres primeras. No más allá. La prestigiosa revista Gramophone la situaba segunda hace un año, entre Royal Concertgebouw (primera) y Vienna Philharmonic (tercera). Por cierto, los berlineses cerrarán la temporada de Ibermusica en el Auditorio Nacional el próximo 7 de junio, en su…

BPQCuartetos para piano de Wolfgang Amadé Mozart, Robert Schumann y Gustav Mahler.

CHRISTOPHE HORÁK, violín. MICHA AFKHAM, viola. BRUNO DELEPELAIRE, violonchelo. KIM BARBIER, piano.

 Sonido: ****/Valoración: ****

Sony Music 2017

Hay quien dice que la Berliner Philharmoniker es la mejor orquesta del mundo. Si no lo es no hay duda de que está entre las dos o tres primeras. No más allá. La prestigiosa revista Gramophone la situaba segunda hace un año, entre Royal Concertgebouw (primera) y Vienna Philharmonic (tercera). Por cierto, los berlineses cerrarán la temporada de Ibermusica en el Auditorio Nacional el próximo 7 de junio, en su gira de despedida de Simon Rattle. Y si es tan excelso el conjunto, no lo pueden ser menos los mimbres que lo forman. Podríamos hablar de figuras que visitan nuestro país con frecuencia, como el flautista Emmanuel Pahud o el trompista Stefan Dohr, pero también podemos mencionar a los casi cuarenta Kammermusikgruppen que desarrollan sus actividades al calor de la orquesta y la nutren con un trabajo de hilado fino. Por nombrar alguno: son famosos Die 12 Cellisten o Violentango, en el que participa el murciano Joaquín Riquelme. El Ensemble Wien-Berlin, además de abordar obras para quinteto de viento, construye puentes con la Filarmónica de Viena.

El Berlin Piano Quartet pertenece a esta factoría. Está formado por los Berliner: Christophe Horák (violín), Bruno Delepelaire (violonchelo) y Micha Afkham, hermano de David Afkham, director de la ONE, además de la pianista francesa Kim Barbier. Declara como misión sacar a la luz el repertorio para cuarteto de cuerda con piano. Por ello abordan las obras de referencia de Beethoven, Dvořák o Béla Bartók, junto a otras menos conocidas de Aaron Copland, George Enescu, Bohuslav Martinů o Frank Bridge. Entre ellos cabe destacar también el Cuarteto nº 2 en la menor, Op. 67 de Joaquín Turina. Éste que comentamos es su segundo registro bajo el sello RCA (Sony Music, 2017), coproducido por Rundfunk Berlin-Brandenburg (rbb). Fue grabado entre el 13 y el 17 de marzo pasado en la Kleiner Sendesaal de la rbb Berlin y presentado en noviembre. El primer disco del ensemble, Piano Quartets (Sony Music, 2015), incluye obras de Johannes Brahms, Gabriel Fauré y Alfred Schnittke.

Desde su debut en diciembre de 2014 el Berlin Piano Quartet ha consolidado un repertorio que en esta ocasión pasa por tres de sus piedras miliares: los respectivos Cuartetos de Mozart (sol menor, K. 478, 1785), Schumann (mi bemol mayor, Op. 47, 1842) y Mahler (la menor, 1876). Una progresión temporal que denota sustanciales cambios en la forma de escribir. El de Salzburgo contrapone el trío de cuerda (generalmente en bloques homorrítmicos) al piano solista, al cual libera de su función de acompañamiento. El alemán funde los cuatro instrumentos y alterna los solos y el bohemio, en el único movimiento que se conserva de la que probablemente iba a ser una obra completa, densifica y compacta la textura. Como en Piano Quartets el conjunto berlinés explora todos los recovecos tímbricos que estás obras contienen para extraer sonoridades atractivas y cambiantes: diáfanas (unísono del piano y violín en la reexposición del Cuarteto de Mahler), cristalinas (transición a la coda del “Andante” del de Schumann) u oscuras en Mahler.

El disco presenta verdaderos hitos expresivos: de la gracilidad y vivacidad del “Rondó” mozartiano pasamos a la honda expresividad de la pieza juvenil de Mahler (tenía 15 años cuando lo compuso). En éste el inicio de la cuerda surge de la misma hondura del piano y su clausura corresponde a una dramática cadencia del violín. El Cuarteto de Schumann comienza con una melodía suspensiva enunciada casi como un rezo, lo cual contrasta con la deliciosa expresividad del fraseo de Bruno Delepelaire en el “Andante”, al que continúa una sección en la que parece pretender bailar un vals no escrito. Este interés por decir, junto al dominio de la paleta tímbrica del Berlin Piano Quartet convierte este segundo registro en un excelente prolegómeno (ya lo fue el primero) de un tercero que esperamos con expectación. Y así, sucesivamente.

Este disco fue enviado para su recesión por PR2 Classic.

DANIEL MARTÍNEZ BABILONI

essay writing servicepay for essaybuy custom essays