Warning: filemtime(): stat failed for https://www.audioclasica.com/wp-content/themes/report/css/main.scss.php in /home/audiocla/public_html/wp-content/themes/report/functions/wp-sass/wp-sass.php on line 127

Audioclasica

28-I-2018 El diablo sabe por diablo

VIENA TEMPORADA OPERA. STAATSOPER JEAN-FRANÇOIS BORRAS, ERWIN SCHROTT, MANDY FREDRICH, MARCUS EICHE, RACHEL FRENKEL, BONGIWE NAKANI, JONGMIN PARK. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. NICOLAS JOEL y STÉPHANE ROCHE: dirección escénica. FRÉDERICH CHASLIN: director musical Gounod: Faust Aforo:1.709. Asistencia: 90% Hace cuatro años decía yo, hablando de un espectáculo que ya era ‘según’ y ‘de acuerdo con’, y del que evidentemente no quedaba mucho del momento del estreno, entre otras cosas porque mucho no debía de haber habido: “… la reposición parece sólo conservar algunos fallos conocidos (disposición de los coros, falta de continuidad entre un acto –el primero- y los…

© Wiener Staatsoper / Michael Poehn. Un momento de la representación

© Wiener Staatsoper / Michael Poehn. Un momento de la representación

VIENA

TEMPORADA OPERA. STAATSOPER

JEAN-FRANÇOIS BORRAS, ERWIN SCHROTT, MANDY FREDRICH, MARCUS EICHE, RACHEL FRENKEL, BONGIWE NAKANI, JONGMIN PARK. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. NICOLAS JOEL y STÉPHANE ROCHE: dirección escénica. FRÉDERICH CHASLIN: director musical

Gounod: Faust

Aforo:1.709. Asistencia: 90%

Hace cuatro años decía yo, hablando de un espectáculo que ya era ‘según’ y ‘de acuerdo con’, y del que evidentemente no quedaba mucho del momento del estreno, entre otras cosas porque mucho no debía de haber habido: “… la reposición parece sólo conservar algunos fallos conocidos (disposición de los coros, falta de continuidad entre un acto –el primero- y los demás), pero en cuanto a la dirección de actores, alguno decididamente (e hizo bien) siguió su propia concepción si es que para los personajes había alguna.”. No hay más que decir al respecto, salvo que Schrott volvió a impresionar con su voz bella y poderosa, tal vez de mayor volumen que antes, sin haber perdido homogeneidad y naturalmente su Mefistófeles se adueñó del escenario y del público con su displicencia, ironía, más de una vez siniestra, y su arte de seducir. Eiche fue un buen Valentin, muy eficaz aunque no demasiado personal, pero cumplió sobradamente. Borras es un tenor francés en su color en la zona central y alta, tiene las notas, que, sin embargo, no lucen no sólo porque llega a los agudos sin mantenerlos, su volumen es reducido, o sus medias voces, escasas, nunca resultan tales; en su fraseo no hubo nunca el menor interés y tampoco en su actuación (no tiene, además, una figura muy adecuada para la parte).

© Wiener Staatsoper / Michael Poehn Erwin Schrott en el papel de Mefistófeles

© Wiener Staatsoper / Michael Poehn
Erwin Schrott en el papel de Mefistófeles

© Wiener Staatsoper / Michael Poehn Jean-François Borras y Mandy Fredrich en un momento de la representación

© Wiener Staatsoper / Michael Poehn
Jean-François Borras y Mandy Fredrich en un momento de la representación

Fredrich llegó para sustituir a una indispuesta Anita Hartig (parece que nunca logro ver aquí a la Marguerite propuesta en primera instancia): es correcta, absolutamente impersonal en el timbre, y como actriz su personaje funciona a partir del cuarto acto. El trino es escolar y sus agilidades muy aplicadas. El agudo es bueno aunque tampoco ella deslumbre. La Marthe de Nakani pasó desapercibida; no así el Wagner de Park, que sigue mostrando condiciones interesantes sin al parecer desarrollarlas nunca del todo. El coro estuvo muy bien preparado por Thomas Lang y se lució. La orquesta respondió a su fama y la lectura de Chaslin fue muy vibrante y enérgica, con mucho sentido teatral, aunque en varios momentos dejó que el foso prevaleciera sobre el escenario.

Jorge  Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays