Warning: filemtime(): stat failed for https://www.audioclasica.com/wp-content/themes/report/css/main.scss.php in /home/audiocla/public_html/wp-content/themes/report/functions/wp-sass/wp-sass.php on line 119

Warning: filemtime(): stat failed for https://www.audioclasica.com/wp-content/themes/report/css/main.scss.php in /home/audiocla/public_html/wp-content/themes/report/functions/wp-sass/wp-sass.php on line 127

Audioclasica

06-III-2018 Romanticismo con nuevos oídos

BARCELONA Palau de la Música Catalana. Palau 100. 2017-2018 ANN HALLENBERG, mezzosoprano. LONDON SYMPHONY ORCHESTRA. SIR JOHN ELIOT GARDINER, director. Obras de R. Schumann y H. Berlioz. Aforo: 2000 Asistencia: 95% Impecable concepción la del programa ofrecido por Gardiner y la LSO en el ciclo Palau 100, centrado en la prodigiosa década de 1840, fundamental para la consolidación del estilo romántico, y en dos nombres (Schumann y Berlioz), a cuya interpretación según criterios historicistas el director británico ya ha rendido amplio tributo discográfico. Con plena y plástica agilidad corporal, equilibrando detallismo y expresividad en el gesto manual, Gardiner subrayó el…

© A. Bofill

© A. Bofill

BARCELONA

Palau de la Música Catalana. Palau 100. 2017-2018

ANN HALLENBERG, mezzosoprano. LONDON SYMPHONY ORCHESTRA. SIR JOHN ELIOT GARDINER, director.

Obras de R. Schumann y H. Berlioz.

Aforo: 2000 Asistencia: 95%

Impecable concepción la del programa ofrecido por Gardiner y la LSO en el ciclo Palau 100, centrado en la prodigiosa década de 1840, fundamental para la consolidación del estilo romántico, y en dos nombres (Schumann y Berlioz), a cuya interpretación según criterios historicistas el director británico ya ha rendido amplio tributo discográfico.

Con plena y plástica agilidad corporal, equilibrando detallismo y expresividad en el gesto manual, Gardiner subrayó el dramatismo cuasi operístico del inicio de la Obertura, scherzo y finale op. 52 schumanniana, beneficiada de un aligeramiento de la densidad de texturas, de gran naturalidad en el empleo del rubato y de una notable redondez del viento madera; y si el “scherzo” adoleció de excesiva contención en el nervio rítmico de la cuerda, ello se vio compensado de sobra en su profundidad en el inicio de un “Finale” amplio y que reveló gran originalidad en la traducción de su poderosa arquitectura dinámica.

Aún más convincente resultó la versión de Les nuits d’été op. 7, de Berlioz, de conjunción entre voz y elemento sinfónico casi perfecta (¿quizá solo reprochable el perfil dinámico de la orquesta al inicio de la exultante “L’île inconnue”?); de la ligereza de la “Villanelle” al dramatismo de “Sur les lagunes”, el exquisito control dinámico del refrain de “Absence” o el énfasis en los detalles innovadores de “Au cimitière” son solo detalles de una aproximación de suprema elegancia, a la que colaboró decisivamente el control de la línea de canto – así, la alternancia entre el fraseo lírico y el chant recité de la quinta canción– de Ann Hallenberg, dominadora del legato y de un acertado control del vibrato.

Ya en la segunda parte, íntegramente dedicada a Schumann, Gardiner optó por remedar la disposición sinfónica dictaminada por Mendelssohn en la Gewandhaus lipsiana, con buena parte de la orquesta en pie. Más allá del evidente impacto visual de esta ocupación espacial, se pudo comprobar la mayor proyección sonora de cuerda y viento madera, así como los juegos internos de diálogo instrumental que posibilitaba la posición lateral de las trompas –esporádicamente vacilantes por momentos– y el apartamiento de trombones; de esta manera, el intercambio temático ganó en eficacia en la enérgica Obertura de Genoveva op. 81, de coda vivacissima, al tiempo que la versión de 1841 de la Sinfonía n. 4 op. 120 cobraba renovado interés tímbrico. La entusiasta reacción del público –que vino a redimirse así de su actitud bulliciosa durante las afinaciones y de su “recital de toses” durante la interpretación de la obra de Berlioz– rubricaba el éxito de una velada que en su última obra no decreció en interés, ya fuera en la concentración expresiva de la introducción de la sinfonía, ya en el espíritu despreocupado del trío del scherzo o, especialmente, en el puro gozo danzante, equilibrados pasajes fugados y espectacular coda del movimiento final.

Germán Gan Quesada

essay writing servicepay for essaybuy custom essays