Audioclasica

03-XII-2018 Obsequio sonoro antes de Navidad

BARCELONA Església de Santa Maria del Pi. Palau Bach. Temporada 2018-2019. COLLEGIUM VOCALE GENT. PHILIPPE HERREWEGHE, director. Johann Hermann Schein: Israels Brünnlein Aforo: 400 Asistencia: 85% Tras su recordado Monteverdi del pasado año, visitaba de nuevo el Collegium Vocale Gent la temporada del Palau, en esta ocasión dentro del ciclo “Palau Bach”. En el programa, uno de los ilustres antecesores bachianos en Leipzig, Johann Hermann Schein y una amplia muestra –veinte de sus veintiséis piezas– de su colección Fontana d’Israel [Israels Brünnlein], editada en 1623 y ya grabada por Herreweghe hace dos décadas. Si el espacio de la céntrica basílica…

© A. Bofill

BARCELONA

Església de Santa Maria del Pi. Palau Bach. Temporada 2018-2019.

COLLEGIUM VOCALE GENT. PHILIPPE HERREWEGHE, director.

Johann Hermann Schein: Israels Brünnlein

Aforo: 400 Asistencia: 85%

Tras su recordado Monteverdi del pasado año, visitaba de nuevo el Collegium Vocale Gent la temporada del Palau, en esta ocasión dentro del ciclo “Palau Bach”. En el programa, uno de los ilustres antecesores bachianos en Leipzig, Johann Hermann Schein y una amplia muestra –veinte de sus veintiséis piezas– de su colección Fontana d’Israel [Israels Brünnlein], editada en 1623 y ya grabada por Herreweghe hace dos décadas.

Si el espacio de la céntrica basílica barcelonesa de Santa Maria del Pi ofrecía el marco arquitectónico adecuado, no así sus condiciones acústicas, que perjudicaron notablemente la sonoridad del recogido grupo de continuo (órgano positivo, tiorba, violonchelo y violón) y, en ocasiones, la nítida percepción del registro grave; sin duda, quien más sufrió de esta circunstancia resultó, sin embargo, fue el delicado toque de la tiorba de Thomas Boysen en las piezas de Kapsberger que constituían los interludios del programa, apenas audibles y perjudicadas por el invasivo ruido del público.

Lástima, porque la afinación y empaste ejemplares de las cinco voces del conjunto y la dirección impetuosa, precisa y abarcadora de Herreweghe brindaron una excelente versión de las obras de Schein, tan austera en la homogeneidad de color tímbrico y comportamiento subsidiario del continuo como comprensiva del necesario equilibrio entre el decorum estético y la species retorizante de estos motetes-madrigales, con momentos tan emotivos como el inicio cromático de “Die mit Tränen säen” o los madrigalismos semitonales de “Da Jakob vollendent hatte” y la sección final de “Ihr Heiligen, lobsinget dem Herren”.

La fluidez de los cambios internos de tempi, la construcción gradual de los tutti y la ausencia de ornamentación espuria definieron la renuncia a exuberancias dramáticas de la interpretación de Herreweghe, en beneficio del seguimiento sonoro de textos y texturas: claridad del diálogo interno por tríos (“Wende dich, Herr, und sei mir gnädig”, “Zion spricht: Der Herr hat mich verlassen”), énfasis en la diversidad interna de afectos (“Ist nicht Ephräim mein teurer Sohn”, “Siehe, nach Trost war mir sehr bange”, “O Herr Jesu Christe”), expresiva modulación de fraseo (“Herr, laß meine Klage”, “Lehre uns bedenken”)… fueron rasgos que propiciaron numerosos instantes de gozo y recogimiento, aunados en una hora y media felicísima, que con Schein y Herreweghe, pasó como un soplo.

Germán Gan Quesada

essay writing servicepay for essaybuy custom essays