Audioclasica

29-I-2019 Infrecuente reposición

TOULOUSE TEMPORADA OPERA. CAPITOLE ANNICK MASSIS, MERT SÜNGÜ, ANDREAS BAUER KANABAS, ELÉONORE PANCRAZI, THOMAS BETTINGER. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. EMILIO SAGI: dirección escénica. GIACOMO SAGRIPANTI: director musical Donizetti: Lucrezia Borgia Aforo:1161. Asistencia: 90% En algún que otro teatro puede ser que este título no sea hoy tan raro como antes, pero desde luego dista de ser ‘acostumbrado’. Y es lástima porque, dificultades aparte, merecería tener más oportunidades. Claro que no se lo puede ofrecer sin ciertas garantías. El Capitole es un teatro serio y lo ha intentado aunque esta vez no lo haya conseguido totalmente. Sagripanti suele parecerme un…

© Patrice Nin. Lucrèce Borgia – Eléonore Pancrazi (Maffio Orsini)

TOULOUSE

TEMPORADA OPERA. CAPITOLE

ANNICK MASSIS, MERT SÜNGÜ, ANDREAS BAUER KANABAS, ELÉONORE PANCRAZI, THOMAS BETTINGER. ORQUESTA Y CORO DEL TEATRO. EMILIO SAGI: dirección escénica. GIACOMO SAGRIPANTI: director musical

Donizetti: Lucrezia Borgia

Aforo:1161. Asistencia: 90%

En algún que otro teatro puede ser que este título no sea hoy tan raro como antes, pero desde luego dista de ser ‘acostumbrado’. Y es lástima porque, dificultades aparte, merecería tener más oportunidades. Claro que no se lo puede ofrecer sin ciertas garantías. El Capitole es un teatro serio y lo ha intentado aunque esta vez no lo haya conseguido totalmente. Sagripanti suele parecerme un excelente director, pero esta vez sólo lo reconocí en el acto final; en todo lo anterior hubo mucha violencia, exceso de rapidez que llegó a la precipitación y no siempre control perfecto del balance con la escena. El espectáculo provenía de Valencia, donde se estrenó.

© Patrice Nin. Annick Massis (Lucrèce Borgia) y Andreas Bauer Kanabas (Alfonso d’Este)

Es uno de esos típicos productos de Sagi, nada recargados y más bien sencillos, que no molestan ni dejan huella. En ese aspecto lo mejor fue el primer acto. Se trataba del debut de Massis en la protagonista. Vaya por delante que la cantante y la estilista son inobjetables, y la artista muy correcta, pero aunque su centro haya logrado algo más de cuerpo, no siempre –y el grave menos- están a la altura de la parte. Cantó muy bien las arias, pero le faltó garra en los diversos dúos y no logró del todo dominar el famoso concertante del final del prólogo. Süngü es un elemento valioso y su Gennaro tuvo el plus de permitirnos escuchar en público el aria alternativa escrita por el autor para el célebre Mario. La voz es bella, pero tiende a forzar innecesariamente el agudo. El duque no fue quien se anunciara en su momento: Bauer Kanabas tiene mucha voz, pero poco más, y tampoco como actor destaca.

© Patrice Nin. Thomas Bettinger (Rustighello) Y Andreas Bauer Kanabas (Alfonso d’Este)

Mucho más interesante fue el segundo tenor (el malvado Rustighello), Bettinger. El rol travestido de Orsini es ideal para una contralto o, si no se puede conseguir, para una mezzo muy oscuro. Pancrazi no es ninguna de las dos cosas; la voz es pequeña y liviana, y la actriz demasiado femenina (no sé si, junto con el apasionado beso a Gennaro, es parte de su caracterización como enamorado de su amigo). Por momentos no se la oyó. Puede que en otros papeles resulte más acertada (cierto también es que hoy no se me ocurren más que un par de voces para el papel). El resto, correcto, permitió valorar sobre todo la resonante voz del barítono Jérémie Brocard en uno de los amigos de Gennaro (Apostolo). Buena presencia de público pese al terrible día y muchos aplausos al final (algo apáticos durante la representación).

Jorge Binaghi

essay writing servicepay for essaybuy custom essays