Audioclasica

25-X-2019 Jessica Pratt y la armónica de cristal

TEMPORADA DE LA ABAO Bilbao. Palacio Euskalduna PRATT, JORDI, J.J. RODRÍGUEZ, MIMICA, DE LEÓN, MARURI, LÓPEZ. EUSKADIKO ORKESTRA SINFONIKOA. CORO DE LA ÓPERA DE BILBAO. BORIS DUJIN, director. LORENZO MARIANI, director de escena. RICCARDO FRIZZA, director musical. Gaetano Donizetti: Lucia di Lammermour Aforo: 2124  Asistencia: 83 % En las últimas décadas hemos asistido al movimiento musicológico de recuperación histórica de antiguos instrumentos musicales. La percepción decimonónica del imparable progreso técnico de los instrumentos nos había llevado a entender como canónicas muchas de las interpretaciones con instrumentos que hoy llamamos “modernos”. Pero la “interpretación históricamente informada” (HIP en su acrónimo en…

© ABAO-E. MORENO ESQUIBEL. Jessica Pratt en el centro rodeada por el resto del elenco

TEMPORADA DE LA ABAO

Bilbao. Palacio Euskalduna

PRATT, JORDI, J.J. RODRÍGUEZ, MIMICA, DE LEÓN, MARURI, LÓPEZ. EUSKADIKO ORKESTRA SINFONIKOA. CORO DE LA ÓPERA DE BILBAO. BORIS DUJIN, director. LORENZO MARIANI, director de escena. RICCARDO FRIZZA, director musical.

Gaetano Donizetti: Lucia di Lammermour

Aforo: 2124  Asistencia: 83 %

En las últimas décadas hemos asistido al movimiento musicológico de recuperación histórica de antiguos instrumentos musicales. La percepción decimonónica del imparable progreso técnico de los instrumentos nos había llevado a entender como canónicas muchas de las interpretaciones con instrumentos que hoy llamamos “modernos”. Pero la “interpretación históricamente informada” (HIP en su acrónimo en inglés) no ha supuesto solo el descubrimiento de nuevos sonidos sino también un renovado acercamiento al pensamiento del compositor. Pongamos por ejemplo al Bach donde hemos encontrado nuevas bases retóricas y a Mozart, Beethoven y sus sucesores donde hemos descubierto nuevos balances cuerda-vientos. Sirva este preámbulo para felicitarnos por haber recuperado la armónica de cristal en esta producción. La célebre escena de la locura cobra todo su relieve con el instrumento seleccionado en origen por Donizetti. Sus contemporáneos ya asociaban su extraño sonido al desvarío mental, y en este sentido se había utilizado en otras óperas previas a Lucia. Hemos escuchado ulteriores versiones en que la flauta sustituye a la armónica, no solo por causas de índole económica, sino por su prohibición al asociarla al saturnismo que provocaba el plomo del cristal. Ahora se fabrican con cristal sin plomo, y su recuperación en esta producción nos lleva a comprender en su totalidad el pensamiento musical de Donizetti. Ya tenemos el instrumento estrella, y una Sinfónica de Euskadi y un Coro de Ópera de Bilbao en plena forma a las órdenes de Riccardo Frizza que supo sacar las esencias desde el foso. Solo nos falta el canto y aquí es donde se alcanzó la excelencia y más allá, con una Jessica Pratt espectacular que nos dejó boquiabiertos en todas y cada una de las sutilidades que requieren sus números. No se puede cantar mejor, con el color y calor justo en cada momento para transmitir la emoción imprescindible que requiere su complejo papel. Un buen aficionado a mi espalda comentó en la pausa “he escuchado una grabación de la Callas antes de venir y Pratt canta igual de bien”. Aun faltaban los actos II y III con la célebre escena que todos esperábamos ¡y con la armónica de cristal! La locura se contagió al público, que premió largamente la interpretación. Pero en algo tan complejo como una ópera, el éxito individual no es casual sin un entorno favorable. Ismael Jordi, un excelente Edgardo para una Lucia de lujo, Juan Jesús Rodríguez como Lord Enrico, Marko Mimica como Raimondo Bidavent, Juan José de León, debutante en ABAO como Lord Arturo, fueron el inmejorable complemento para el éxito de la Pratt… y la armónica de cristal interpretada por Sasha Reckert.

Daniel Garay

essay writing servicepay for essaybuy custom essays